Finaliza el Seminario “Encontrar a Dios en la ciudad”

Han sido cerca de 80 personas las que se han matriculado en este Seminario que se ha desarrollado de octubre a mayo a partir de cuatro encuentros con Darío Mollá sj.
En palabras de una de las participantes, el Seminario ha ayudado a tomar conciencia del valor de lo cotidiano y ya no sólo en casa o en los compromisos asumidos, que también, sino en lo que en principio es anodino o trivial. Ella misma comenta: “me ha ayudado a ser consciente de la trascendencia de lo intranscendente”.
Las lecturas propuestas por Darío han posibilitado mirar y entender a las personas como expresión del Dios de la Vida, y en las tareas cotidianas tener la actitud de coger la vida tal y como es, lugar de encuentro real con Dios y en concreto en sus espacios oscuros para vivirlos como especial oportunidad.
Junto a todo ello, comenta además que ha sido clave la atención a la pureza de nuestras intenciones, el por quien y el para quien. La lectura de la vida desde el examen ignaciano y la oración nos ayuda a permanecer abiertos al Dios que nos habita.