Romero, Profeta y Mártir

Hay personas que no creen en los milagros. Yo sí creo porque es ineludible que Dios actuó en el interior de Óscar Romero, ya arzobispo del Salvador, para que denunciara la desigualdad e injusticia que se daba en el pueblo salvadoreño. Oscar Romero se convirtió y fue profeta porque hablaba en nombre de Dios.
Y fue mártir, no sólo porque fue asesinado, sino porque sufrió la incomprensión y la crítica de la misma Iglesia y su jerarquía.
Escucha la conferencia y testimonio de José Juan Romero sj, superior de la comunidad de Portaceli. Nuestro invitado nos transmite su vivencia y su gran afecto por este hombre santo.