Seminario Conocer a Jesús

Muchas personas tienen una determinada imagen de Jesús, la imagen que mejor encaja con sus inclinaciones personales y con la propia manera de ver la vida. Por eso unos se imaginan a Jesús como una especie de ser celestial y divino, que poco tiene que ver con lo que es un hombre de carne y hueso. Mientras que otros, por el contrario, se figuran a Jesús como si hubiera sido un revolucionario socio-político o un anarquista subversivo, que pretendió luchar contra la dominación romana en Palestina.

Nuestra fe proclama que Jesús es Hombre y que Jesús de Dios. Pero esto qué significa.

¿Jesús sabía de su identidad como Mesías y Salvador? ¿Se entendía a sí mismo como hijo de Dios? ¿Cómo llegaron los primeros cristianos a proclamar que ese hombre era Dios encarnado?

Y mirando su humanidad, ¿fue un hombre como nosotros? ¿Qué diferencia hay entre él y nosotros?

A estas y otras preguntas el Seminario CONOCER A JESUS quiere dar respuesta. Tres sesiones, tres miércoles para profundizar en su persona, centro de nuestra fe.

En la primera sesión del miércoles 3 de febrero descubriremos al Jesús hombre, nos acercaremos a cómo lo presentan los evangelios, qué podemos nosotros saber ciertamente de su vida.