Vivir con Presencia

Dos grupos con un total de 33 personas han participado en este formato de ocho sesiones más un día de retiro en el que los participantes han podido realizar una pausa transformadora en sus vidas.
El curso combina presentaciones con momentos de diálogo y ejercicios de relajación y meditación. Todo ello para posibilitar que la persona se dé cuenta de los automatismos en su modo de vivir y pueda iniciar un proceso de cambio que le confiera una mayor soberanía en su vida.

Estos son algunos testimonios de los participantes:

  • El valor del encuentro con uno mismo y la posibilidad de responder en lugar de reaccionar.
  • Sobrellevo las situaciones difíciles mucho más serena.
  • Estoy más relajada. No reacciono a la primera.
  • Estoy aprendiendo a observar, a concentrarme, a sentir mi respiración y a ser más tolerante.
  • Estoy más relajado. Aprendo a espaciar más el estímulo y la reacción.
  • Soy más consciente.
  • Me ha ayudado a coger hábito de meditación.
  • Me doy más cuenta de todo.
  • He descubierto una dinámica que había explorado poco y que me resulta muy útil para mi vida.
  • Tardo menos en concentrarme. Controlo mejor las situaciones de estrés.
  • Estoy aprendiendo a tomar conciencia de todo lo que hago y a aceptar las cosas tal y como son.
  • Estoy más tranquila. Estoy dominando mis impulsos e intentando que no me afecte todo tanto.
  • Siento mayor control sobre mi vida. Aprendo de mis emociones.
  • Descanso mejor, estoy más relajada. Me agobio menos y sé que tengo algunos recursos para cuando los necesito.
  • Aprendo a tener mayor control mental.
  • Ahora sé explicar lo que me pasa.
  • Me cuesta menos controlar la ansiedad.
  • Me siento más relajada, aceptando las circunstancias, las personas y a mí misma.

Las siguientes ediciones empezarán después de la Navidad. Puedes preguntar por esta convocatoria en la Secretaría del Centro o llamando al facilitador Pablo Pérez Benedicto al número 627 970 119.